Estudio sobre Preston (actualmente Guatemala)
Mayarí, Holguín, Cuba.

La publicación de este documento es un homenaje a Johnny

Documento confeccionado en 1946.
Autor desconocido.
Incluye 21 fotos (se pueden enviar en alta resolución si lo desea).
El texto se muestra tal y como aparece en el original.
contacto: robertoyfamilia(arroba)yahoo.com

Introducción
Capítulo I – Estudio Ecológico
Capitulo II – Exposición Histórica
  a. Fundación
  b. Desarrollo
  c. Estado actual
Capítulo III – Instituciones
  a. Educacionales
  b. Religiosas
Capítulo IV – Instituciones
  a. Recreativas y Culturales
  b. Benéficas
  c. Obreras
Capítulo V – Desenvolvimiento Económico
Capítulo VI – Estado Social de la familia
Capítulo VII – Problema Educacional
Conclusiones
Bibliografía

Introducción

Al abordar el estudio, placentero aunque difícil, de una comunidad, hay que hacerlo con espíritu de historiador; esto es, considerando, sin apasionamiento por ningún partido ni por ninguna facción religiosa, no solamente el estado de civilización actual de la comunidad, sino también los problemas de distinta índole que el pueblo ha tenido que resolver en su constante evolución.

Al tratar el problema religioso, por ejemplo, no he querido emitir ninguna idea que refleje mis propias convicciones. Del mismo modo los problemas de carácter social, me abstengo de tratarlos en detalle. Me abstengo así mismo, y por las mismas razones, de hacer comentarios sobre la vida política de la región. Predíquese la religión en los templos y la política en la tribuna pública, pero exclúyase de una exposición más o menos histórica toda idea partidista.

Creemos oportuno hacer mención aquí de la exactitud con que el Dr. Martín Rodríguez Vivanco señala en su obra “Introducción a la Sociología Pedagógica” la comunidad rurbana, a la que este pueblo tan notablemente se ajusta.

El pueblo de Preston en su organización social y económica, y en muchos aspectos que hemos querido reseñar en este trabajo, es de hechura casi similar a la norteamericana. NO hay más que echar un vistazo a cualquiera de las pequeñas poblaciones del interior de los Estados Unidos, para darse cuenta de que las casitas de Preston, la limpieza de sus calles, la abundancia de agua potable, la higiene en general, son semejantes a las de la comunidad objeto de este estudio.

No se crea por ello, pese al aspecto que ofrece la comunidad en su forma externa, que los valores espirituales propios nuestros han sido dejados de lado por este progresista pueblo.

De eso no debemos hablar aquí, ya que en su capítulo correspondiente exponemos las manifestaciones que ese espíritu progresista y generoso nuestro ha dado a esta comunidad: asociaciones ejemplares, sentido de buena cooperación, familias sencillas, etc.

Este trabajo, que en un principio nos pareció arduo y difícil, nos resulta ahora de los más interesante, pues al retratar la vida de esta laboriosa y original comunidad ya no nos parece que lo hacemos con el gesto impersonal del fotógrafo profesional al oprimir el obturador de su cámara, sino que retratamos nuestra propia existencia en sus distintos aspectos, pues a este pueblo nos debemos y en él vivimos.

Cuatro años escasos llevamos desarrollando nuestra profesión de maestro en este lugar y dado ese breve período de tiempo para adquirir y asimilar su historia, evolución y desarrollo someramente, nos impiden conocer a fondo y con precisión todos los datos o detalles que pudiéramos aún mencionar sobre el mismo. Es por esto que aquel lector que conozca este pueblo más o menos a la perfección si cabe el término, se permitirá dispensarnos cualquier omisión o falta de exactitud en los conceptos que a continuación relatamos.

Image01

Capítulo I – Estudio Ecológico

Junto a la hermosa bahía de Nipe, dos kilómetros más o menos al oeste del río Mayarí, se levanta el simpático pueblo de Preston, morada de los que laboran en el central azucarero del mismo nombre o se interesan en algunas de sus múltiples actividades.

El territorio que ocupa el poblado es de forma estrecha y alargada y se encuentra rodeado de agua casi por todas partes, formando como una pequeña península. El nombre del lugar, en el Municipio de Mayarí, es Barrio de Punta de Tabaco. No se sabe a ciencia cierta si ese nombre se debe a la forma descrita, que es como la de un enorme tabaco habano, o al hecho de que los primitivos pobladores de la región se dedicaban al cultivo de la valiosa planta solanácea. En cuanto al nombre más conocido del pueblo, se deriva del primer Presidente que tuvo la compañía, Mr. A. W. Preston.

La extensión territorial del Batey de Preston es de dos kilómetros de longitud por medio kilómetro de anchura, como promedio.

Al fenecer el siglo pasado, allá por los años de 1895 a 1905, el aspecto físico que ofrecía esta región era puramente primitivo. Era un inmenso estero poblado de verdes manglares, y de trecho en trecho algunos júcaros que la mano del hombre ha talado después para utilizarlos como fuerte material de construcción y, además, para limpiar el terreno y hacerlo habitable. A medida que uno se iba adentrando en tierra firme, los manglares y júcaros iban dando paso a grandes y espesos bosques poblados de infinidad de variedades tropicales.

En los albores del siglo actual, la fauna de esta región se componía de cangrejos, sapos, mosquitos, jejenes, roedores y otros enemigos del hombre. Esas plagas, por supuesto, hacían la región inhóspita a los seres humanos, especialmente en aquellos tiempos en que apenas se conocían los poderosos insecticidas con que hoy combatimos los que gratuitamente tratan de minarnos la salud.

A pesar de lo poco propicia que, según dejamos anotados, se presentaba esta región para el desarrollo de la vida humana, llegó a poblarse rápidamente. Entre los factores que determinaron ese hecho, pudieran mencionarse los siguientes: a) la benignidad del clima – la temperatura está constantemente suavizada por los vientos alisios; b) la fertilidad del suelo, que en su totalidad es tierra virgen y que, a no ser en las costas donde, según hemos dicho, se encontraban grandes manglares, cubría la superficie terrestre gruesa capa vegetal, madre feraz de toda clase de cultivos; c) la proximidad del mar, donde las familias podían procurarse gran parte de su alimentación mediante la pesca, y d) la corta distancia al río Mayarí. Es un hecho histórico que el hombre siempre ha tratado de establecer su morada junto a las grandes vías fluviales, por ser más fácil comunicarse por agua que abrirse paso a través de espesos bosques cuyos árboles hay que cortar para hacer estrechas veredas e imperfectos caminos, intransitables a veces en la estación de las lluvias.

Por varios años vivió el hombre en las tierras altas y cultivables, en franca lucha contra el medio existente. Se supone que los primeros pobladores se dedicaron a la siembre del tabaco, el plátano, el boniato y otros frutos menores, pero en muy pequeña escala, escasamente para atender a su propia alimentación para cual propósito acudía, además, a la pesca como se ha dicho, y a la casa, pues abundaban en aquellos bosques el venado, la jutía, la gallina de guinea, la codorniz y una variedad de palomas y otras aves.

La razón principal para no intensificar los cultivos en aquella época fue la falta de comunicación. El lugar estaba prácticamente asilado excepto por el agua, vía que utilizaban para ponerse en contacto con otros agregados primitivos y con pueblos ya formados como Mayarí, Antilla y Banes. Las embarcaciones que para ese propósito disponían eran muy escasas e imperfectas. Se reducían éstas a pequeños barcos de vela, lanchas y botes. El medio de propulsión de estas embarcaciones era casi siempre el remo.

En cuanto al aumento de población, era muy lento en aquellos tiempos debido a la falta de medios materiales adecuados para el saneamiento del lugar. Las constantes enfermedades, las plagas de insectos que hemos mencionado, la escasez de agua potable que había que traerse desde muy lejos y, en fin, la ignorancia total de higiene, que hacía que las defunciones fueran más numerosas que los nacimientos, sólo permitía el aumento de población mediante la afluencia de familias que venían de otras regiones.

Queremos repetir que hablamos de un período anterior al año 1900. A causa de la falta de fuentes apropiadas de conocimientos históricos sobre estos agregados primitivos, no podemos señalarlos, con certeza, como los precursores de la comunidad actual. Es indudable, sin embargo, que algunos de aquellos individuos, por lo menos lo que tenían ya intereses creados en el lugar, siguieron viviendo en el mismo cuando la Nipe Bay Company, rica empresa norteamericana, empezó a comprar las tierras y a fomentar el cultivo de la caña de azúcar en los inicios del siglo actual.

Capítulo II – Exposición histórica

a) Fundación:
En el año de 1901 la escasez de azúcar en los Estados Unidos se agudizó por la falta de producción en las Islas Filipinas y lo que importaba de las Islas Hawaii y Puerto Rico no alcanzaba para el consumo del pueblo americano. Dadas estas circunstancias, distintas empresas norteamericanas dedicadas al negocio del azúcar pensaron en las grandes posibilidades que ofrecía nuestra para la producción de la misma a gran escala.

Favorecía esta opinión la posición geográfica de nuestra Isla, la cual se encuentra a sólo 96 millas de las costas norteamericanas; además, era un hecho cierto que durante la dominación española, a pesar de los medios primitivos que entonces se utilizaban, en Cuba se fabricaba azúcar en cantidades considerables.

En 1901 vino a Cuba y se estableció en el cercano poblado de Banes la poderosa empresa norteamericana Nipe Bay Company, la cual fundó en el año de 1905 el Central Preston. Entre las primeras construcciones que se realizaron figuran el ingenio y sus talleres anexos, pero simultáneamente con tales obras, se dio comienzo al trazado de la población y a la fabricación de las primeras casas para los empleados del central. También se inició la construcción del alcantarillado y la preparación de los medios adecuados para facilitar agua potable a la población existente.

La primera zafra del Central Preston se llevó a efecto en el año de 1907 y duró desde el 19 de Enero hasta el 30 de Mayo, es decir 132 días, produciéndose 97,320 sacos de azúcar.

En los años subsiguientes, la empresa continuó limpiando el terreno con el doble propósito de aumentar el espacio utilizable para nuevas construcciones y combatir las plagas existentes. Entre éstas, la más perjudicial era la de los mosquitos que trasmiten la malaria, la cual no solo ocasionaba muchas muertes sino que también disminuía, por la abulia que produce, la capacidad productiva del hombre.

La Nipe Bay Company, sin embargo, a pesar de sus laudables esfuerzos, no logró exterminar completamente el terrible anófeles albimanus y, por consiguiente, la fiebre palúdica o malaria. Esta labor le estaba reservada, como veremos más adelante, a la empresa United Fruit Company, sucesora de la anterior, que actuó con mayor eficacia en ese sentido.

En los años anteriores al 1917, cuando todavía no se había procedido al relleno y saneamiento de los esteros y lugares pantanosos, se construyeron débiles puentes de madera, sólo para peatones, que permitían transitar, no sin dificultad, de un lugar a otro.

b) Desarrollo:
Una vez instalado el Central en 1905, comienza a despertarse el interés y el entusiasmo entre los habitantes de los pueblos limítrofes, unos considerando que el progreso y desarrollo del Central favorecería la economía de sus pueblos respectivos, pues es lógico pensar que la existencia de un central azucarero en cualquier región influye poderosamente en la economía de los pueblos que lo circundan; otros, viendo en el nuevo ingenio la cristalización de sus esperanzas en cuanto a su futuro económico. Estos factores determinaron una gran afluencia de obreros de distintas partes de la Isla – especialmente de la sección occidental – así como del extranjero, particularmente de las islas de Jamaica y Haití, que en tal época no ofrecían condiciones de trabajo muy alentadoras a los habitantes de tales regiones.

Así, el número de habitantes del Central recién fundado fue aumentando notablemente, dando lugar a que la empresa continuara ampliando la población con la construcción de nuevas y numerosas viviendas para ofrecer acomodo a los nuevos moradores.

Image07

En tal oportunidad, ya se destaca con caracteres determinantes y marcados la formación del poblado, dando lugar a que, en adición a los edificios para vivienda, se construyeron otros destinados a las escuelas, instituciones religiosas, culturales, etc.

Image03

El progreso continuaba rápidamente, sobre todo con las nuevas modificaciones que se introdujeron en la maquinaria del ingenio, las que permitieron tener una mayor capacidad productiva y, como consecuencia, mayor demanda de obreros. También en esta época de notable desarrollo, la misma compañía continuó ampliando el Batey, para lo que acometió la empresa de iniciar el relleno de los esteros primitivos, que ya se habían reducido grandemente en los trabajos preliminares que condujeron a la fundación de la comunidad.

Otros adelantos notables se encuentran en el poblado, donde se pavimentan calles, se construyen otras nuevas y se amplían las vías del ferrocarril privado de la empresa, que pusieron en comunicación nuestra comunidad con el Ferrocarril Central de la Isla y con la vecina villa de Banes, con los que no teníamos comunicación directa hasta entonces.

Es natural que una vez instalado el central en esta región, había que dotar al lugar de medios de comunicación suficientemente efectivos y en este sentido se ha hecho el mayor progreso. La Compañía tendió una vasta red telefónica en todas sus propiedades, que se extendió al citado pueblo de Banes y facilitó la instalación de vías telefónicas de larga distancia que nos permitieron comunicarnos con el resto del mundo. Ya, como hemos dicho antes, la red ferroviaria nos comunicó con el Ferrocarril Central, por medio de la estación de herrera, y con la villa de Banes. La construcción de grandes muelles y el dragado de canales apropiados, facilitó el atraque de buques de gran calado.

Caminos de superficie perfectamente nivelada y dispuestos en forma apropiada para resistir a los embates de las fuerzas naturales, nos facilitaron comunicación con la villa de Mayarí y de allí con los demás puntos de la Isla. Y, finalmente, construido hace breves años, un aeropuerto que funciona con dos salidas diarias, servicio que nos permite trasladarnos a la capital de la República en breves horas, y sirva de punto de enlace con otros aeropuertos desde los que podemos dirigirnos a todas partes de globo. Este aeropuerto está siendo sustituido por otro cuya longitud es de 4,000 pies que permitirá el aterrizaje de grandes aeronaves.

También existe una potente Estación de Radio, para uso privado de la empresa, que permite ponerse en contacto con las lejanas costas americanas.

c) Estado actual:
Tal ha sido el desarrollo que ha tenido esta comunidad, que el aspecto que ofrecía a la vista del hombre hace escasamente veinte años, ha cambiado notablemente, ya que el trazado de sus calles ha sido terminado, estando casi en su totalidad pavimentadas; hermosos edificios dan alojamiento a los nuevos Centros Escolares, públicos y privados, iglesias, sociedades culturales, logias, etc. Grandes edificios de metal, destinados al almacenaje del azúcar, ocupan el extremo norte de la punta en que está enclavado el pueblo. Un moderno hospital con 120 camas de capacidad ofrece sus servicios a la población del Central; y tal ha sido el esfuerzo de su cuerpo médico, que el coeficiente de salud de la población es comparable al de los pueblos más sanos del mundo. Este hospital está equipado con los más modernos instrumentos y demás facilidades que lo ponen a la altura de los mejores de la Capital.

Image02

Para su aprovechamiento, cuenta esta localidad con grandes almacenes en los cuales se pueden adquirir cuantos artículos son necesarios a los gustos y demandas de la población. Una moderna panadería elabora la totalidad del pan que se consume y por los métodos modernos y sanitarios que utiliza, asegura un alimento sano a la comunidad.

Cuéntese, además, con un magnífico Club Residencial que se destina a dar alojamiento a muchos empleados, una farmacia que suple las necesidades del pueblo y una Lavandería que sirve al mismo por medios eficientes y modernos.

En adición, cuenta el poblado con tres establecimientos comerciales destinados al expendio de víveres; sociedades de recreo y cultura, un teatro modernamente equipado, dos iglesias que sirven a los cultos practicados en la comunidad; una potente planta eléctrica, alcantarillado, acueducto, cuerpo de bomberos eficientemente adiestrados y con equipos apropiados para la extinción de los incendios que puedan ocurrir, que dicho sea de paso, son muy escasos; oficina de correos y telégrafos, joyerías, campos de deportes, Alcaldía de Barrio, Plaza de Mercado, lugares de recreo, parques piscinas, playas como las de Saetía y el Cristo, que están a corta distancia de la población; bandas escolares y orquestas típicas, que alegran con sus melodiosas interpretaciones nuestras horas de asueto.

Image13

También cuenta el poblado con magníficos y bien dotados Laboratorios Biológicos e Industriales así como Bibliotecas Públicas y Privadas.

Image05

Todo lo que antecede se refiere a la población. En cuento a la empresa azucarera que radica en el lugar, ésta ha dividido sus distintas actividades en los siguientes departamentos:

Administración: donde radica el control administrativo de la misma.

Cuerpo de Guarda Jurados y Serenos: este cuerpo de vigilancia atiende a la custodia de la propiedad, así como a cooperar con las autoridades constitucionales al mantenimiento del orden dentro de los límites de la población.

Ferrocarril: departamento que controla el tránsito existente en las vías férreas de la empresa. Cuenta con uno de los sistemas de tránsito más eficientes, pues el índice de accidentes ferroviarios es prácticamente bajo, casi nulo.

Talleres: esta dependencia está controlada por el Departamento de Tráfico y se ocupa de la atención de todos los equipos y maquinarias, contando con modernísimos talleres adecuados a sus actividades.

Image06

Contaduría: en esta sección radica el control financiero de la empresa, el que cuenta con un sistema de contabilidad modernísimo y de los más perfectos existentes.

Nóminas: auxiliar del de Contaduría, que se ocupa de la confección de las nóminas de todos los departamentos y controla todo aquello relacionado con los aspectos que su nombre indica.

Ingeniería y Construcción: Se ocupa del diseño y construcción de viviendas, edificios para todos los fines, calles, parques, etc. La sección de Construcción cuenta con una gran aserrería que provee las necesidades de la empresa en maderas de construcción.

Image04

Mercaderías: departamento que cuenta con un moderno establecimiento comercial donde se pueden satisfacer las necesidades de toda la población. También esta dependencia mantiene un sistema de veinte y ocho sucursales en las distintas regiones de la finca azucarera para atender a la alimentación de la población rural.

Image08

Agricultura: este departamento se ocupa del cultivo de los campos de caña y de su mantenimiento. También se cultivan grandes extensiones de terreno con frutos menores, usando en ambos casos implementos agrícolas modernos y aplicándose los métodos más apropiados a los terrenos mediante la experimentación y el estudio de sus condiciones. Cuenta esta dependencia con una lechería modelo en su clase. Esta lechería, cuya leche la obtiene de especies vacunas especialmente atendidas por veterinarios, le permite ofrecer una de las leches más ricas y puras de la comarca. Su moderna planta de pasteurización cuenta con los medios y equipos más eficientes y modernos aplicables a sus fines.

Este departamento, mediante contratos adecuados, cede lotes de terreno a los campesinos para que los dediquen en el tiempo muerto al cultivo de frutos menores. Sus cosechas las compra la compañía a precios de mercado, cuando a los campesinos así les interesa disponer del producto del suelo a ellos asignados.

Hospital: cuenta este departamento con un moderno hospital y eficiente cuerpo facultativo, prestando servicios muy completos a la comunidad. Mediante el pago del dos por ciento de los haberes mensuales, los empleados y obreros de la empresa tienen derecho a recibir cuantos servicios pueda ofrecer dicho centro médico, los que se hacen extensivos a sus familiares mediante el pago de módicos honorarios, dándose facilidades en el pago de los mismos.

Tren de Lavado: esta dependencia es anexa al Departamento de Hospital y atiende, como tal, al lavado de los artículos que utiliza el Hospital en el desenvolvimiento de sus actividades. También atiende, mediante el pago de cuotas módicas, el lavado de ropa de cuantas personas deseen utilizar sus servicios.

Image09

Ingenio: este departamento atiende a la molienda de toda la caña que produce el Departamento de Agricultura arriba mencionado, y se ocupa del proceso de la obtención del azúcar hasta que llega a la sección de tachos, estando la producción en esta fase a cargo del Departamento de Fabricación que seguidamente mencionamos. El ingenio dispone de los medios más modernos para la producción de azúcar y, mediante la introducción de nuevas maquinarias y métodos, ha aumentado considerablemente el aprovechamiento de la sacarosa que contiene la caña de azúcar.

Fabricación: Atiende la fase final de la producción del azúcar. Mediante el empleo de un eficiente cuerpo de Químicos Azucareros mantiene un alto coeficiente de regularidad en la calidad del producto acabado.

Image10

Materiales: esta dependencia atiende a las múltiples necesidades de la empresa, suministro a todos los departamentos de la misma los equipos y materiales adecuados a su desenvolvimiento. Sus existencias sobrepasan un millón de pesos, regularmente.

Marina: que se ocupa del movimiento de los buques que regularmente visitan este subpuerto para el transporte de nuestro azúcar a los puertos americanos.

Es digno de mención el hecho de que el funcionamiento armónico de todos los departamentos enumerados se deriva el desenvolvimiento normal de la comunidad, pues de una manera u otra contribuyen al bienestar económico de la misma, y por ende, al cultural, recreativo, etc.

Capítulo III – Instituciones

a) Educacionales:
Escuelas Públicas: La primera escuela pública habida en la comunidad de Preston fue fundada el 20 de octubre de 1904, siendo el primer maestro de ésta el señor Pablo Cansino. La influencia de esta primera escuela y maestro no fue muy decisiva en la comunidad, por dos razones: 1a. el hecho de que los medios pedagógicos de esa época eran muy rudimentarios y de aquí que el maestro encontrase grandes dificultades para impartir la enseñanza; no existían libros de texto adecuados, ni medios auxiliares apropiados, existiendo únicamente el conocido por “la letra con sangre entra”; 2a. el hecho de que a la comunidad que entonces existía no le interesaba mucho la escuela para el aprovechamiento de sus hijos. De aquí que la matrícula de esta escuela fuese sumamente reducida, no prestando verdaderos beneficios a la comunidad por la indiferencia con que era recibida su existencia; y 3a. también influía el hecho de que el Batey no estaba tan poblado como en el presente.

El Sr. Pablo Cansino fue maestro de la localidad desde la época señalada hasta el año 1908, fecha en que le sucede la Sra. Elvira Fernández, quien comenzó sus labores el ocho de septiembre de dicho año. La escuela continuaba compuesta por una sola aula y su matrícula era todavía baja, pues las razones anteriormente mencionadas, especialmente las dos últimas, persistían. Esta señora desarrolló su labor educativa hasta el 1915, sucediéndole la Sra. Mercedes Pérez Rigal el trece de septiembre de ese mismo año, comenzando esta última educadora con una matrícula total de cuarenta alumnos aproximadamente.

Conocidas las condiciones existentes antes de llegar a la localidad la Sra. Pérez Rigal, es justo reconocer que fueron muchos sus esfuerzos por aumentar el número de educandos, en lucha constante con la indiferencia reinante entre los padres de familia. Gracias a su extraordinaria labor, esta indiferencia fue atenuándose cada vez más, dando lugar a que la enseñanza pública fuera siendo de interés general y tomando un gran incremento. Es en esta época en la que por vez primera se comienza a atender el desarrollo cívico educativo del educando, empezando a observarse las fechas de interés nacional y aprovechando tales oportunidades para impartir la enseñanza apropiada a la formación de ciudadanos aptos.

Así fue creciendo la escuela pública y en esta época se amplió a dos aulas. Después a tres y así sucesivamente hasta llegar a la actualidad en la que hay una matrícula de más o menos quinientos alumnos y cuenta la escuela con un edificio moderno que fue inaugurado el pasado año, con un número total de seis aulas y un kindergarten, y existiendo ya en la juventud un gran interés por el estudio, lo que da lugar al problema educacional del que haremos referencia en el capítulo correspondiente al mismo.

En el año de 1921, por el aumento de la población, hay la necesidad de una nueva escuela y surge ésta en Brooklyn (barrio de la comunidad) bajo la dirección de la Sra. Ángeles Colomé. A ésta le sustituyó la Sra. Julia Zaldívar, en el año 1922, y bajo la atención de esta educadora la escuela, que sólo contaba con un aula, llegó a tener una matrícula de doscientos cincuenta alumnos viéndose, como es natural, la necesidad de crear nuevas aulas, constando en la actualidad de seis, incluyendo una de Kindergarten y una Nocturna, para adultos. De esta Escuela Nocturna, trataremos oportunamente en párrafo aparte.

En octubre del año 1945 se crearon tres aulas adicionales. Actualmente la Escuela Pública de Brooklyn cuenta con un moderno edificio de madera, que fue inaugurado también en el año 1945.

Además, existiendo un gran número de familias en el lugar conocido por La Colina, o Rancho Grande, distante del centro de la población un kilómetro aproximadamente, fue preciso crear un Kindergarten para atender a la educación de los niños en aquel lugar. Este kindergarten funciona desde el curso 1945-1946 bajo la dirección de la Srta. Dulce Pérez Mejías y asistida por la maestra auxiliar Sra. Esther Folch Álvarez.

También cuenta la comunidad con una tropa de Boy Scouts que el autor tuvo el honor de organizar en el año de 1943, con la cooperación de las escuelas y, especialmente, del Club de leones de Preston. Esta tropa consta de treinta y dos miembros, todos ellos niños de la localidad.

Image12

Escuela Nocturna de Brooklyn: Hasta el momento en que nace esta escuela, la educación sólo se había impartido a la niñez, no existiendo ninguna institución que condujera la preparación de los adultos.

La población adulta analfabeta, con un sentido muy decidido de superación, aprovechó la visita que a esta comunidad hizo el Honorable Ministro de Educación, Dr. Luis Pérez Espinós, en agosto de 1945, en ocasión de un viaje de inspección que realizaba por la provincia de oriente, para pedirle la creación de una escuela nocturna para adultos.

Palpando el Sr. Ministro de Educación la necesidad que existía de tal escuela, ofreció su creación en el mismo instante en que fue solicitada y comenzó a funcionar en Octubre de 1945, con una matrícula de 107 alumnos de edades comprendidas entre 17 y 45 años, abundando más los de mayor de edad, que en gran parte eran analfabetos, como ya queda dicho en párrafos precedentes.

Esta escuela comenzó sus labores bajo la dirección de la Dra. María Hernández Hernández, que organizó la Asociación de Alumnos de la Escuela Nocturna de Brooklyn con el fin del propio mejoramiento de la misma, e inició la Liga contra el Analfabetismo, mediante la cual aquellos que aprendían a leer por el método Lauback, se comprometían a enseñar a otros. De este modo se ha logrado que en el corto término de un curso, muchos analfabetos sepan leer y escribir.

Asociaciones de Padres, Vecinos y Maestros: En el seno de las escuelas Públicas de esta localidad funcionan estas asociaciones: una en el Centro Escolar del Central y otra en la Escuela de Brooklyn.

Están constituidas, como bien indica su nombre, por los padres de los alumnos, los vecinos que están interesados en el progreso de la comunidad y por los maestros de las diversas aulas.

Sus múltiples actividades llevadas a cabo por estas asociaciones, entre las que podemos mencionar las siguientes: pintura del edificio, cuando éste lo requiere; gestión para la adquisición de pupitres y otros muebles, reparación de los existentes, celebración de veladas y otros espectáculos con el fin de recabar fondos destinados a mejorar las condiciones generales de la escuela y de los alumnos, gestionar del Gobierno la creación de nuevas aulas cuando las necesidades escolares así lo requieran y cooperan activamente con los maestros en la preparación de las fiestas cívicas y patrióticas.

Image11

Escuelas Privadas:

No obstante haber escuelas públicas en la localidad, la necesidad de centros privado surgía, ya que los alumnos sólo estudiaban en el colegio público hasta el Sexto Grado, encontrándose después con la imposibilidad de continuar sus estudios, y de esta necesidad nace el Colegio Academia “Oriente”, que se fundó a fines del año 1937 y ejerció su influencia como institución privada hasta 1940, aunque esta escuela, sin estar organizada en la forma debida, ya funcionaba extraoficialmente antes de la fecha mencionada. Se explicaban los grados elementales y se preparaban los alumnos para los exámenes de Ingreso a la Segunda Enseñanza, los cuales continuaban los estudios de Bachillerato en la propia academia, llegándose a explicar hasta el segundo año inclusive.

Además de la Enseñanza Elemental y de los dos primeros años de Bachillerato, también se organizaron – mediante la cooperación de la compañía – cursos industriales basados en la enseñanza que imparten por correspondencia las Escuelas Internacionales de Scraton, de los Estados Unidos. Estas clases eran explicadas por Ingenieros de la empresa, la cual subvencionaba a la vez los gastos que ocasionaban.

Esta institución dio por terminada sus labores en el año 1920 ya mencionado, por haber tenido que ausentarse de la localidad varios de sus profesores.

En 1941 se abrió nuevamente el plantel bajo la dirección de un empleado de la compañía, que en unión de una profesora titular, dio comienzo a las clases de los grados elementales solamente así como a la enseñanza del idioma inglés. En esta nueva etapa la institución llamándose Colegio-Academia “Oriente”, pero su funcionamiento fue muy efímero ya que estuvo en actividad durante un solo curso.

El colegio estuvo cerrado durante dos años, hasta el 13 de septiembre de 1943, fecha en que comenzaron nuevamente las clases, con la inclusión de dos años de bachillerato. En este período la academia ha recibido el nombre de colegio “Preston”, funcionando con singular éxito hasta el presente.

Al iniciar de nuevo sus actividades en 1943, el colegio confrontó algunas dificultades, pues la brevedad de existencia en los casos anteriores hacía que los padres de los educandos temiesen el cierre más o menos inmediato del colegio. No obstante, se dio comienzo al curso en la fecha expresada con una matrícula de once alumnos la cual se elevó hasta sesenta, hasta que cerró el curso.

Vencidas estas primeras dificultades y a pesar de que la mayoría de los padres habían decidido enviar sus hijos a instituciones académicas fuera de la localidad, viendo la estabilidad que el colegio entonces ofrecía, empezaron de nuevo a ganarle confianza y esto motivó que el curso del año siguiente se iniciara con una matrícula de setenta y cinco alumnos y lo terminara con ochenta y cinco.

Así, el colegio ha continuado sirviendo a la comunidad de forma constante y adecuada, ampliando el número de aulas y recibiendo la ayuda de nuevos profesores, de esta manera el curso 1945-1956 terminó con una matrícula de cien alumnos.

Tal ha sido la eficaz labor desarrollada por el colegio, que ha determinado que más de veinte alumnos estén cursando el estudio del tercer año de bachillerato u otros estudios. Esta institución continúa ganándose la confianza de los padres de los alumnos y es de esperarse que su cooperación se siga recibiendo para beneficio de las partes interesadas en el problema educacional local.

Actualmente este colegio está gestionando de las autoridades escolares correspondientes la autorización legal para extender, a partir del próximo curso, certificados de Séptimo y Octavo grados, empezando a funcionar como Escuela Elemental y Primaria Superior.

También funciona en la localidad un Colegio Americano, fundado en 1905 por la compañía con el fin de impartir enseñanza a los hijos de los empleados americanos residentes. El plan de estudios de este plantel se ajusta a las exigencias de lo dispuesto por el Ministerio de Educación de la República, ya que se explican asignaturas en español por una profesora cubana, según determina la ley.

Por supuesto, la matrícula de este colegio no es muy elevada debido a que es reducido el número de familias americanas en la comunidad.

Es interesante anotar que a pesar de tratarse de una institución americana, se observa fielmente las fechas patrióticas de nuestra República.

Entre las instituciones educacionales, se destaca con caracteres sobresalientes la Escuela Agrícola-Industrial que en el vecino poblado de Playa Manteca, debido a su propia condición, funciona con el fin de dotar a la juventud de esta localidad con los conocimientos necesarios inherentes a profesiones y oficios que corresponden a tales escuelas impartir.

Esta institución debe su origen a la incesante y loable labor de tres ministros de la Iglesia Metodista, reverendos M. C. Daily, John E. Stroud y Garfield Evans, especialmente este último quien fue el de la concepción de la idea. Actualmente dirige la escuela el reverendo John E. Stroud, Ministro Metodista de todo el circuito de Mayarí.

Prestaron caluroso concurso a este programa de la Iglesia metodista los oficiales de la empresa radicada en la comunidad, quienes de primera intención le ofrecieron nueve caballerías de tierra situadas en el poblado de Playa Manteca mencionado y que cedieron a la escuela, bajo contrato, por noventa y nueve años. También la empresa contribuyó grandemente a facilitar la creación de esta institución al entregar los materiales que requería la obra al costo, sin lucro alguno, y muchos otros que facilitó gratuitamente.

También permitió el uso de su maquinaria particular, tales como tractores, arados y otros implementos agrícolas; instaló alcantarillado, acueducto y corriente eléctrica; prestó los servicios de su personal técnico y cedió al colegio los edificios ya existentes en la finca que había entregado al mismo.

Este colegio, a pesar de haber sido creado por la Junta de Misiones de la Iglesia Metodista, admite alumnos de todos los credos religiosos que se ajusten a la moral cristiana, no obligando a los mismos a la aceptación del Evangelio, aunque fundamenta la preparación intelectual del estudiante en una esmerada atención a la práctica de los principios morales del cristianismo.

La escuela, a medida que las circunstancias lo han permitido, ha ido ampliando su plan de estudios, que cuando sea impartido en forma total, comprenderá los siguientes oficios y profesiones: manufactura del jabón, cursos de corte y costura; oficios de construcción, como albañilería, ebanistería, mecánica, pintura, electricidad, plomería; cursos de radio-mecánica, impresión, sastrería, trabajos en pieles y, finalmente, como cuestión muy importante entre los oficios aplicables puramente a la industria, se capacitará a un grupo de alumnos en la fabricación de telas con maquinaria apropiada y moderna.

También forma parte del plan de estudios de esta escuela, la creación de una fábrica de conservas en la que los mismos alumnos aprenderán todo lo concerniente a esta importante fase de la preparación técnica-industrial.

En cuanto a la agricultura, existen cursos especializados en injertos, abonos de la tierra, análisis de los terrenos, métodos de cultivo, es decir, como se debe de sembrar el maíz, el plátano y otros frutos menores que permitan la obtención de mejores cosechas que las que actualmente el campesinado de la región recoge en sus campos por los medios rudimentarios y atrasados de que todavía se sirve; métodos de crianzas de animales de corral, y cuenta con una vaquería que ya provee parte de la población con leche de primera calidad, además de cubrir las necesidades de la propia escuela.

Por supuesto, este centro docente, atendiendo a la mayor aptitud de cada alumno para su oficio o profesión determinado, así ha de asignarle el plan de estudios en el que demuestre más interés por su propia vocación.

La escuela, a medida que ponga en funcionamiento todos los recursos enumerados, irá sirviendo primeramente las necesidades de la misma y, cuando la producción así lo permita, expenderá el exceso de sus productos al comercio organizado de la región.

Mientras tanto, la escuela depende económicamente de la comunidad, que generosamente le ha ofrecido su ayuda, y de la Junta de Misiones de los estados Unidos, en Nueva York. El alumnado que esté capacitado económicamente para abonar sus cuotas, así lo hace, aunque no queda exento de realizar algún trabajo en las dependencias del colegio. Por esta razón las cuotas impuestas a los alumnos nunca son excesivas, pues la escuela persigue el propósito de complementar la teoría con la práctica.

Cuenta esta institución con un campamento con el fin de recrear a su alumnado y aprovechar su estancia allí para ofrecer cursillos propios de la Iglesia Metodista. Este campamento está situado en las estribaciones de la Sierra de Nipe, en la región conocida por Pinares de Mayarí.

La escuela está administrada por la junta directiva compuesta por los miembros siguientes: dos representantes de la United Fruit Company, el pastor del Circuito, el Superintendente del Distrito, un representante escogido por la Conferencia Trimestral del Circuito, un representante nombrado por la Junta de la Escuela, dos por la Conferencia Anual de la Iglesia Metodista de Cuba y los misioneros que ejerzan en la escuela.

b) Instituciones Religiosas:
Así como el hombre es por naturaleza eminentemente social, creemos que lo es también por naturaleza religioso, pues si bien la convivencia social le produce conveniencias en el orden material, el hombre no debe escapar a la necesidad práctica de una religión que también le produce beneficios espirituales. Aunque aquellos que manifiestan no tener creencias religiosas algunas, no pueden inhibirse indefinidamente de aquella chispa divina que puso el Creador en lo más íntimo de su ser.

De aquí que el origen de esta comunidad, trajese consigo emparejado el origen de la religión en la misma. Y como que el hombre en todo necesita orientación, puso de manifiesto sus necesidades de ser dirigido también en el orden espiritual. De esta manera, surgen las Iglesias con sus respectivos especialistas en la materia de impartir conocimientos religiosos, haciendo conjuntamente las Iglesias Católica y Metodista, que por su carácter y extensión trataremos separadamente a continuación.

La Iglesia Católica: No podemos hablar con propiedad sobre esta Iglesia si intentamos situarla ya en el ambiente de la comunidad con templo propio y definido, pues aunque sus orígenes datan de los propios de la población, en un principio se celebraban los servicios religiosos en casa de familias, dirigidos por sacerdotes que periódicamente visitaban el nuevo grupo social.

No contó esta religión con un templo apropiado a la difusión de su doctrina hasta el año de 1906, en que la empresa radicada en el lugar lo construyó.

Aun ya contando con un templo, la feligresía del lugar se vio atendida de manera constante por un sacerdote hasta el año de 1919, en que se instaló en la localidad, con carácter permanente, uno de ellos.

En un principio la iglesia era atendida, mediante visitas regulares, por el Presbítero Longeiro Tobar y García y el Padre Vicente Bonino, quienes venían a lomos de caballos desde la vecina villa de Mayarí.

Trece años después de construido el templo, fue que la localidad conto con un sacerdote radicado permanentemente en el lugar, que comenzó sus labores el 19 de enero de 1919. En esta oportunidad fue nombrado para tal cargo el reverendo Padre Vicente Bonino, el que fue sustituido meses más tardes por el Padre Daniel Azáceta, en calidad de capellán.

Image15

Así continuó la iglesia difundiendo su doctrina y sucesivamente radicaron aquí diversos sacerdotes hasta el año de 1933 en que vino a la localidad el Padre Restituto de Miguel y Martínez, que ocupó su cargo hasta fines de 1945 cuando, debido a su edad avanzada, fue sustituido por el Reverendo Padre Presbítero Manuel Zaldúa, que actualmente dirige la iglesia con entusiasmo y desplegando actividades muy loables.

Funcionan actualmente, bajo su dirección, diversas asociaciones, tales como los Caballeros Católicos, la Asociación del Apostolado de Damas y Caballeros, Hijas de María y Juventud Masculina y Femenina de la Acción Católica Cubana.

La Iglesia Metodista: Aunque la iglesia evangélica en sus comienzos no fue precisamente Metodista, sino de otras denominaciones, principalmente Episcopal y bautista, podemos advertir que los trabajos de la Iglesia Metodista en el sentido religioso lo han conducido a tal condición actualmente.

En los primeros tiempos, bajo la denominación Episcopal, los servicios religiosos fueron atendidos por el Capitán Samuel Jervis, que eran practicados en casas de familias por no existir un templo para tales fines.

Ya en el año 1906, fecha en que la compañía construyó la iglesia, esta era francamente de la denominación Metodista, siendo su primer Pastor el reverendo Alfredo Tosas. Naturalmente, anterior a esta fecha, ya la iglesia Metodista era atendida por el Ministro radicado en la iglesia de Mayarí, que mediante visitas periódicas fue despertando el interés por el Evangelio en la comunidad.

Esta iglesia, mediante su notable interés en la solución de los problemas morales de la localidad, ha ido aumentando notablemente su membresía que le ha permitido acometer obras tendientes a mejorar las condiciones de la misma, dando énfasis como es natural a las condiciones morales.

Actualmente existen dos congregaciones en el templo: una inglesa y otra cubana. La primera bajo la atención del reverendo W. R. Armstrong y la última bajo la dirección del reverendo John E. Stroud.

Image16

Con anterioridad a la venida del reverendo John E. Stroud, que es el Pastor actual de la iglesia, estuvo entre nosotros el Reverendo M. C. Daily, Ministro de nacionalidad norteamericana, que gracias a sus grandes entusiasmos y a su interés en las cuestiones de la iglesia, ha logrado que la misma haya llegado al grado de florecimiento extraordinario que presenta actualmente.

Una de las obras más importantes que esta iglesia ha realizado ha sido la fundación reciente de la Escuela Agrícola-Industrial en el vecino poblado de Playa manteca, que ha venido desarrollando una magnífica labor educativa.

Cuenta esta iglesia con las asociaciones siguientes: Liga de Jóvenes Metodistas, Asociación Cristiana de Hombres, Sociedad Femenina de Servicios Cristianos, etc.

Capítulo IV – Instituciones

a) Recreativas:
En esta comunidad, casi más que en cualquier otra, han florecido instituciones numerosas como una exteriorización del sentimiento humano de agruparse y como consecuencia lógica del natural confinamiento que los fundadores de la misma tuvieron en sus principios.

Estos factores han determinado que se originaran instituciones que nos permitiríamos calificar de privativas de esta población.

El Club Preston: Fue fundada esta sociedad recreativa-cultural el 28 de agosto de 1923, por un grupo importante de la localidad, destacándose en esta época así como en las posteriores, el Sr. Ángel Centeno Camafreita, ya fallecido, que fue su primer presidente. Gracias al entusiasmo y gran actividad que desplegó este presidente, así como los que le sucedieron, esta sociedad ha progresado notablemente, ocupando la Presidencia en la actualidad el Sr. Mario Soler Tur.

Image17

Esta institución tiene el doble carácter de cultural y recreativa, pues si bien atiende al recreo de sus asociados mediante la celebración de fiestas bailables, campeonatos de Basket Ball, Dominó, Ajedrez, regatas y demás eventos de esta naturaleza, también atiende al desarrollo de la cultura entre sus miembros mediante la celebración de conferencias, veladas cívicas y patrióticas y otros actos encaminados a fomentar en el asociado un interés mayor hacia la cultura en general.

Cuenta esta asociación con un soberbio edificio de líneas modernas, construido a orillas del mar que rodea la comunidad y que le permite gozar de un escenario hermoso en la contemplación de la espaciosa bahía de Nipe.

Para entretenimiento de sus asociados, el Club mantiene un equipo de Basket Ball, contando con un campo apropiado a tales fines; una biblioteca bien nutrida de obras de estudio y consulta sobre Historia y geografía Universal, Biología, Botánica, autores clásicos, contemporáneos, etc.

Grande ha sido la influencia que esta asociación ha desarrollado en el seno de la sociedad objeto de nuestro estudio, pues le ha facilitado a sus miembros medios adecuados tendientes a su mejoramiento social y cultural, permitiéndose así prepararse en forma más apropiada al desenvolvimiento de su existencia en relación con sus semejantes.

El Club Pan-Americano: esta sociedad, que anteriormente recibía el nombre de Preston Athletic Association, fue fundada con el fin de fomentar las relaciones entre los empleados de la empresa de hablas castellana e inglesa.

Image18

Un magnífico edificio alberga a esta sociedad, donde se encuentran bibliotecas, salones de recreo y baile, etc.

Preston Sport Club: esta sociedad fue fundada por integrantes de la raza de color de esta localidad, que sintiendo la necesidad de contar con una asociación que le permitiese desplegar sus actividades en el orden social, cultural y recreativo, decidieron reunirse para tomar el acuerdo de su creación.

Ha desplegado sus actividades con singular éxito, aunque todavía no cuenta con un local social apropiado por ser de reciente creación.

Club de Natación de Nipe: esta sociedad fue constituida en el año de 1929 con el objeto de construir, sostener y manejar una piscina para el disfrute de sus asociados y familiares inmediatos.

Image19

Además de las instituciones recreativas ya mencionadas, debemos señalar otras organizaciones de carácter puramente recreativo que desde este punto de vista reportan notables beneficios a la comunidad. Entre estas podemos mencionar: un magnífico estadio con una gran capacidad para el público numeroso que asiste generalmente los Domingos a los grandes desafíos de Base-Ball que se celebran en este Central. Grande ha sido siempre el entusiasmo que este deporte ha despertado en la comunidad, que no podía ser excepción dentro de nuestra nación en la que el mismo ocupa el primer lugar, lográndose así que se hayan fomentado excelentes equipos y que se hayan celebrado importantes campeonatos con la participación de los mejores equipos provinciales. Actualmente una selección de nuestros mejores jugadores se encuentra participando en el Campeonato Provincial.

Cuenta la comunidad, además, con un magnífico terreno dedicado al juego del Golf, el que practican un gran número de cubanos y norteamericanos, que celebran anualmente campeonatos con los equipos de la vecina villa de Banes y que tienen el carácter de interdepartamentales, pues se efectúan entre los empleados que esta empresa también tiene en la vecina población.

También existen campos destinados al juego de Tennis, Basket Ball, Volley Ball, Soft Ball, etc.

La institución recreativa más favorecida por esta población ha sido siempre el cine el cual, en un principio, celebraba sus exhibiciones al aire libre en un espacio de terreno que había sido creado para tal fin. Por supuesto, tales condiciones tan rudimentarias se fueron haciendo difíciles a medida que la población crecía. Además, no siempre el tiempo se mostraba clemente y permitía que las funciones tocasen a su fin.

Los empresarios del cine, ante estas dificultades, interesaron de la compañía la construcción de un edificio para el mismo, la que correspondió a su petición no sólo construyendo el edificio, sino también dotándolo de los aparatos de proyección más modernos, para asegurar un servicio apropiado y en alto grado satisfactorio a la comunidad.

Cuando este edificio fue erigido, llenaba perfectamente las necesidades de la población, pero tal ha sido el crecimiento de ésta en los últimos años, que ya se siente la necesidad de que se amplíe dicho edificio o se construya uno nuevo en el que se incorporen los adelantos del cine moderno.

b) Instituciones Benéficas:
En cuanto a instituciones de esta índole, esta comunidad está dotada de un gran número de ellas, lo que ha permitido que la población se encuentre organizada debidamente a este respecto para protegerse de las contingencias naturales de la vida.

Así nos encontramos con hospitales y asociaciones de servicios mutuos cuya importancia no debemos pasar por alto en este humilde trabajo.

El Hospital: El Central “Preston” tiene establecido un Hospital en la comunidad para la asistencia médica y quirúrgica de los que en el mismo laboran, así como de sus familiares, aunque esta institución también atiende casos de otras regiones, desde luego, bajo arreglos especiales para estos últimos.

Image20

El Hospital, incluyendo sus dependencias y jardines, ocupa una superficie de 28,291 metros cuadrados. Esta extensión de terreno está situada cerca de la costa e independiente del resto de la población.

El terreno en que están enclavados el Hospital y sus dependencias está dividido en calles y rodeados de hermosos jardines.

Todos los edificios están protegidos con tela metálica a prueba de mosquitos, con doble puerta de entrada y salida, incluyendo el hospital propiamente el cual tiene anexa una cocina para la preparación de los alimentos para los pacientes, empleomanía, etc.

Tiene una capacidad de 100 camas y de 206 en casos de emergencia. Cuenta con departamentos de radiología, montados con las últimas exigencias de esta especialidad; Metabolismo Basal; Electrocardiografía, Fisioterapia; está equipado con dos aparatos de Diatermia y una Lámpara de Luz Alpina e Infra-Roja; también tiene instalado un departamento para Colapseterapia, en el que se realiza un trabajo eficiente en la cura de la tuberculosis pulmonar mediante el procedimiento del Neumotórax. El propio Hospital tiene anexo un Dispensario, para casos no hospitalizado, atendido por tres médicos diariamente.

Image21

Posee también un Laboratorio de Bacteriología que está equipado con todos los adelantos de la ciencia moderna. Tal es la eficiencia que tiene esta sección del Hospital que podemos calificarlo como entre los mejores que existen actualmente en la República, tanto en Hospitales Públicos como en Clínicas Privadas.

El personal facultativo comprende el Superintendente del departamento Médico, el cual es médico-cirujano; otro cirujano y dos médicos, uno de los cuales es Radiólogo y Tisiólogo. Hay una administradora, siete enfermeras graduadas y cinco ayudantes de enfermeras. Uno de los médicos tiene a su cargo la atención del Laboratorio con dos Químicos Bacteriólogos.

Es notable la labor desarrollada por esta institución, que cuenta con un cuerpo médico eficientísimo, efectuándose operaciones por su Director, Dr. Octavio Ortíz Padró, que merecen colocarse a la altura de los casos que particularmente se dedican a estudio en nuestra Universidad Nacional por la importancia que revisten.

Es digna de mención la labor llevaba a cabo por el eminente Dr. Francisco Navarro, especializado en radiología, Tisiología y Diagnóstico. Gracias a la decidida labor que se ha realizado durante tantos años en la comunidad, podemos afirmar que dentro de la misma no se registran en ocasión alguna casos de tuberculosis, tifus y otras enfermedades endémicas. Tal es así, que cuando entre la población se comenta la existencia en el Hospital de un caso de enfermedad peligrosa, todos nos preguntamos, ¿De dónde habrá venido el paciente?; y si se trata de algunos de los moradores, nos preguntamos: ¿Dónde habrá estado?

También cuenta el Hospital con los servicios de los Dres. Guillermo Núñez y Joaquín Recio Romero, en Medicina General y Diagnosis.

Mediante un amplio presupuesto, que permite una completa atención a todas las dependencias del Hospital, éste cada día se supera más en servir mejor la comunidad.

También cuenta con una cuadrilla de sanidad, la que tiene a su cargo el control del paludismo, el cual se encuentra ya erradicado. Tal ha sido la eficiente labor desarrollada por esta dependencia del Hospital, que de un promedio de 17,000 enfermos atendidos – comprendiendo además de la comunidad a las personas que viven en lugares limítrofes y fincas – no se ha reportado caso alguno de esta terrible enfermedad.

Cooperativa de Socorro por Enfermedad de Empleados: Bajo esta denominación funciona con singular éxito esta institución que, como su nombre indica, tiene como fines primordiales garantizar a sus miembros una cantidad de numerario durante el período de duración de cualquier enfermedad o accidente que le imposibilite desempañar sus funciones en la dependencia de la empresa en que labore.

De esta manera, cuando los fondos de la institución sobrepasen la cantidad de mil quinientos pesos, el socio recibirá una cantidad igual al cincuenta por ciento del sueldo que devengue de su patrono durante un período total de noventa días. Este por ciento de ayuda económica, irá aumentando paulatinamente a medida que la sociedad se fortalezca, hasta que socorra a sus miembros con el importe íntegro de sus haberes dejados de percibir por su incapacidad para asistir al trabajo debido a enfermedad o accidente.

Fue principal factor en la fundación de esta novel institución el Sr. Florentino Mir Collazo, que con la cooperación calurosa de sus compañeros de trabajo, logró dar forma final a la misma.

Los miembros contribuyen con una cuota mensual igual al uno por ciento de sus salarios lo que, con vista a los beneficios tan marcados que proporciona a los mismos, es sumamente módica y ha facilitado que todos los interesados puedan participar de la ayuda económica que ésta le ofrece.

Como dato interesante, podemos consignar que en esta institución no se persigue lucro personal alguno, pues cada miembro, al retirarse de la localidad, percibirá un elevado por ciento de las contribuciones que haya aportado a la Cooperativa.

Sociedad de Socorros Mutuos “La Igualdad”: Considerando varios padres de familia, de esta localidad, lo útil que sería la existencia de una institución que ofreciese un auxilio económico en caso de enfermedad o muerte, se dispusieron a dar los primeros pasos en solicitud de cooperación de todos los vecinos con el objeto de fundarla.

Con grandes dificultades se encontraron los fundadores de la misma, pues muchos individuos en la comunidad tildaban tal idea de “roja”, llegando a calificar de comunistas radicales a los que intentaban tal cuestión.

A pesar de tantos obstáculos, la comunidad se dio cuenta finalmente de los notables servicios que se recibirían con la existencia y desarrollo de tal institución y así contribuyeron a su fomento, lográndose por fin el día nueve de diciembre de 1933. La labor en esta sociedad, única en este Término y quizás en toda la República, ha sido fecunda y ha permitido a las familias pobres poder dispensarse un servicio mortuorio adecuado cuando alguno de sus familiares fallece o, por el contrario, percibir cantidades de numerario en caso de enfermedad.

Fue fundada con la asistencia de treinta y siete padres de familias a los que, como ya dijimos antes, muchos calificaban de extremistas y hasta se llegó a la amenaza personal para impedir sus propósitos. Pese a todo esto, se logró que se eligiese una directiva y una junta para atender a la confección del reglamento, que ésta debidamente inscripto de acuerdo con las Leyes de la República que regulan esta materia. De esta manera, en definitiva, se logra llevar a todos los hogares un consuelo cuando sucede que después de agotados todos los recursos que la ciencia médica ofrece, el paciente finalmente fallece.

Como lo prueban las estadísticas que esta asociación ha confeccionado, en el setenta y cinco por ciento de los casos, cuando sobreviene la muerte del paciente, después de atender a los gastos de los médicos, medicinas, etc., ya la familia no dispone de suficientes recursos económicos para atender en forma adecuada a los funerales del fallecido. Y es aquí, precisamente, donde comienza la humanísima labor de esta institución.

Son fines esenciales de esta sociedad prestar debida atención al socio y sus familiares que se encuentren a su abrigo, por medio de una cuota mensual, que le da derecho a percibir los beneficios de dietas, en casos de enfermedad, y un servicio mortuorio completo, incluyendo el servicio de carro fúnebre, propiedad de la institución.

Para recibir estos beneficios, los asociados contribuyen con la suma de $1.50 al ingresar y con cuarenta centavos mensualmente por concepto de cuota social.

Con estas cuotas tan pequeñas, la sociedad cumple con sus compromisos para con los miembros de la misma.

Para su administración, cuenta con una directiva compuesta de presidente, Secretario y Tesorero y sus correspondientes Vices, así como doce vocales.

Estos vocales tienen a su cargo la atención de los servicios que la sociedad ofrece, actuando uno distinto cada mes. En casos de fallecimiento, en los que los Vocales tienen la responsabilidad de atender todo lo relativo al sepelio del miembro fallecido, éstos reciben la suma de tres pesos por concepto de los servicios que prestan.

Tal ha sido la bondad de la obra que esta institución ha desarrollado en sus trece años de existencia, que el número de sus asociados ha crecido considerablemente y cuenta con el favor público, pues es bien conocido de todos que la misma ofrece sus beneficios a todas las clases sociales de la comunidad, sin distinción de clases, raza, religión, etc.

Esta sociedad ha venido a llenar una necesidad muy sentida pues antes de que existiese, la empresa radicada en el lugar se veía obligada a atender a la sepultura de familiares de personas pobres, que no contaban con medios adecuados para atender tales menesteres.

Además de las instituciones benéficas ya mencionadas podemos señalar las siguientes sociedades: las Logias “Odd Fellows” y “Kane”, esta última masónica, las cuales cuentan con un considerable número de miembros y actúan con gran éxito en sus funciones.

También podemos señalar al Club de Leones cuyas actividades en esta localidad son muy notables y dignas de encomio, destacándose entre ellas la atención a los enfermos de la vista, su interés por la educación de la niñez, ya que coopera eficientemente con las distintas instituciones educativas para la mejor realización de sus labores como tales, y en general atendiendo las obligaciones que como institución internacional le corresponden.

c) Instituciones Obreras:
Como en todos los demás centros industriales de la Isla, donde se mueven grandes grupos obreros, existen en la localidad instituciones de este género que atienden todo lo relativo a sus intereses.

Se encuentran organizadas de acuerdo con la legalidad social presente y cuentan con un edificio, facilitado por la empresa.

Capítulo V – Desenvolvimiento Económico

Toda la vida económica de la población depende generalmente de la United Fruit Sugar Company, especialmente en el tiempo de la fabricación del azúcar, ya que en el tiempo muerto muchos individuos que no laboran en esta época en la empresa, se dedican a otros quehaceres para obtener sus medios de vida.

Durante un período de zafra la comunidad ofrece el aspecto de una gigantesca colmena en tiempos de gran actividad. Es un incesante ir y venir de obreros y empleados a las distintas dependencias del Ingenio para atender a las múltiples fases por las que se obtiene el azúcar.

Durante la zafra, desde luego, la población goza de unas condiciones económicas más estables por la mayor abundancia de fuentes de trabajos. Por el contrario, durante el tiempo muerto, ya terminadas las labores propias de la zafra, la empresa no puede satisfacer las necesidades de trabajo de todos los obreros que usualmente ocupa en tales fines, pero en realidad siempre un elevado porcentaje de los mismos encuentra ocupación en las distintas actividades que se acometen durante ese período. Tales como el mantenimiento y reparación de la maquinaria e instrumental del ingenio; el mantenimiento de los edificios existentes y en la construcción de otros nuevos; en la limpieza y arreglos de calles y en la construcción de otras nuevas, pues aunque el Central cuenta con calles pavimentadas en su inmensa mayoría, aquellas que comunican con los extremos del pueblo están siendo atendidas para dar término a la pavimentación de las vías de la comunidad.

También el mantenimiento de las vías férreas absorbe gran cantidad de mano de obra, que durante todo el tiempo muerto se ocupa de condicionar estas vías al gran esfuerzo que en las mismas se determina durante el período de gran actividad de la zafra.

Por otra parte, aquellos obreros que no encuentran ocupación en la compañía, se dedican a actividades tales como la pesca, la venta de aves, frutos menores; al cultivo de parcelas de terreno cedidas a los mismos por la empresa con arreglos especiales en cuanto a la recogida de las cosechas; otros, no muchos, salen de la localidad para hacer trabajos como la recogida del café en los cafetales próximos a la región y otros se dedican a hacer carbón, cuya materia prima obtienen en los montes que circundan el lugar.

Pese al hecho de que durante el tiempo muerto de terminado número de obreros no encuentran trabajo en las dependencias del ingenio por haber necesidad de atender todos los sectores de la empresa, los quehaceres a que se dedican y que hemos mencionado en el párrafo precedente, permiten a las familias gozar de condiciones económicas apropiadas al desenvolvimiento normal de su vida y hace que el pueblo siempre cuente con un alto coeficiente de prosperidad económica. Esta circunstancia, que felizmente se ha mantenido durante toda la vida de la comunidad – excepto en épocas de gran depresión económica en el país – han permitido el notable desarrollo de las instituciones existentes en la localidad, que como ya sabemos el desarrollo cultural y el progreso de las instituciones de un pueblo están sujetos al estado económico por que atraviese el mismo.

De suerte tal, que podemos decir que este pueblo cuenta con una estabilidad económica notable , que lo diferencia mucho de los demás de la Isla, excepto aquellos que por la naturaleza de la región y por la importancia de la industria, permitan mantener un estado económico semejante al nuestro.

Esta feliz circunstancia ha permitido la creación de sociedades benéficas como las ya indicadas, que son modelos en su clase, prestando servicios de alto sentido social.

En muchas comunidades, el tiempo muerto ha provocado verdaderos éxodos de familias, por no poder sostenerse en la localidad sin fuentes de trabajo para atender a sus necesidades primordiales. En esta comunidad, por el contrario, tal accidente económico determinado por el tiempo que media entre una zafra y la siguiente, ha resultado un gran incentivo entre los ciudadanos laboriosos de la misma ya que, faltos de fuentes de trabajo para atender a sus problemas económicos más fundamentales, se han dedicado a la fabricación de artículos de carácter utilitario y de adorno, tales como: instrumentos de cocina, muebles de todas clases, fabricación de juguetes de maderas que son comparables a los producidos por grandes fábricas nacionales y extranjeras y, en fin, a una serie de actividades que les permiten ir atendiendo a sus necesidades económicas respectivas hasta que el período de actividad comienza nuevamente.

Tal ha sido el dominio que en estas artes menores se ha alcanzado, que nuestro Parque se halla dotado de un busto de bronce del Apóstol de nuestras libertades, hecho por artífices de nuestra localidad.

Capítulo VI – Estado Social de la familia

Lejos de desarrollar este capítulo con pretensiones de exponer conocimientos amplios de Sociología, de los que carecemos, lo haremos con vista a nuestras observaciones y estudio de esta comunidad, por lo que simplemente nos limitaremos a expresar sus condiciones reales, tales como las hemos palpado a través de nuestra doble condición de educadores y vecinos de la misma.

Si fuésemos a tomar como unidad de medida, en cuanto al estado social de esta comunidad se refiere, el hecho de que no es más que un central azucarero, nos sorprenderíamos del marcado progreso que en ella se observa; progreso que no se observa en todos los otros centrales azucareros que conocemos.

Aquí la comunidad, desde sus inicios, no sólo se ocupó de construir viviendas cómodas y seguras para sus habitantes, sino que a la vez fue creando centros sociales de esparcimiento y cultura; de manera que a la par que se preocupaba por hacer un ambiente sano y feliz para su residencia en el lugar, también lo hacía para proveerlo de instituciones que acrecentasen el nivel social y cultural de los residentes.

Es necesario mencionar estos particulares antes de ofrecer nuestra exposición final sobre este capítulo, ya que de otra manera no podría explicarse el rápido adelanto de esta comunidad.

También, aparte del tesón de sus habitantes, que siempre han luchado por dotarla de cuantas instituciones fuesen necesarias para su mejor y más rápido desarrollo, es preciso apuntar aquí la labor desempeñada por la empresa que radica en el lugar, pues como tal ha contribuido en gran manera al desarrollo de todas aquellas condiciones sociales que responden a la moral, al desenvolvimiento económico y al mejoramiento intelectual.

En este sentido de la educación. La empresa le ha construido al pueblo edificios verdaderamente modernos que se ajustan perfectamente a las nuevas corrientes de la Pedagogía Moderna; podemos asegurar que no existen comunidades de esta índole que tengan edificios para fines escolares como el que esta localidad posee.

Y no sólo eso en cuanto al centro escolar se refiere, sino que también estas mejoras se han extendido a todos los otros colegios, los cuales la empresa ha reconstruido para adaptarlos a las necesidades escolares de cada grupo de la población.

Ya con estos antecedentes, podemos fijar nuestra atención en la cuestión que verdaderamente origina este capítulo y si hemos dilatado en tratarlo, no ha sido más que por el deseo nuestro de presentar los antecedentes que han conducido al hermoso cuadro de verdadero adelanto social que se observa en la familia.

Aquí es preciso apuntar que el estado social actual de la familia ha llegado al grado en que se nos ofrece debido a la saludable influencia de la educación social que ha recibido, y entendemos por educación social en este punto la educación intelectual y religiosa.

La educación moral que ha recibido la comunidad a través de sus instituciones religiosas se ha visto en gran manera ayudada por la política de la empresa azucarera radicada en ella, que siempre ha tendido a impedir la afluencia a este lugar de elementos maleantes, como mujeres de vida airada, degenerados sociales, etc.

Al mencionar este particular, no pretendemos presentar el lugar como modelo de perfecciones, pues es lógico suponer, conociendo nuestra humana condición, que a tal cosa no podemos aspirar.

Sólo queremos señalar los esfuerzos ingentes, como ya dijimos, que realizan nuestras instituciones religiosas y la empresa misma para que las condiciones morales de la población sean del más alto nivel posible.

Tal es así, que el pueblo no cuenta con barriadas que pudiéramos calificar de inmorales, pues ya sabemos que prácticamente en casi toda comunidad existen.

La familia se preocupa por la educación de sus hijos, ocupándose que asistan a las escuelas públicas o privadas existentes; que reciben la adecuada educación religiosa y, como complemento o como base de la educación total de sus hijos, éstos reciben es sus hogares respectivos ejemplos de vida apacible, hogares legalmente constituidos, y la influencia saludable de ver a sus padres en el desempeño de sus labores.

Es notable en esta comunidad que podemos decir que cada hogar es ejemplo de buenas costumbres y posturas cívicas y es muy raro que se haga mención a un escándalo familiar de marcada trascendencia moral.

La propia educación que este pueblo ha recibido y la marcada influencia que ejerce el mundo exterior debido al grado de adelanto que la comunidad ha tenido en sus medios de comunicación, ha permitido que así como las demás corrientes de ideas y doctrinas contemporáneas han influido en la localidad, también la inquietud de las relaciones sociales entre los grupos de distintas ideas e intereses se han hecho sentir, aunque no con la intensidad y la gravedad con que se manifiestan en otras partes del mundo.

El hecho de que los distintos grupos se conozcan más íntimamente por estar ligados estrechamente en la localidad, ha suavizado estas diferencias fundamentales de criterios, permitiendo entendimientos acordes que se han circunscrito más a una vida armoniosa permanente que al triunfo de unas ideas sobre otras con detrimento de alguno de los grupos afectados en estas luchas.

Desde luego que sabemos que todos los países tienen distintas costumbres y diferentes manifestaciones psicológicas y que estos factores constituyen notas discordantes en muchas comunidades del mundo, pero a pesar de la pequeña extensión de este pueblo y de estar representadas en el mismo distintas nacionalidades, los intereses comunes de cada grupo han permitido que las relaciones entre los mismo sean, como ya antes notamos, armoniosas y cordiales.

Estas relaciones tan estrechas de los diversos grupos han permitido la existencia de la nota característica de la comunidad: ayuda mutua en todos los órdenes tendientes al mejoramiento de los distintos grupos.

Tal es así, que es común la celebración de fiestas populares o verbenas en cuya preparación, además de los miembros del grupo interesado, cooperan miembros de los demás grupos y la asistencia económica y material nunca faltan. Estas fiestas populares siempre se celebran con objeto de ayudar a dotar a una institución cualquiera de los medios necesarios para su mejor y más beneficioso funcionamiento para la comunidad.

Aquí este principio de ayuda mutua está tan arraigado, que actualmente existen instituciones, por ejemplo religiosas, que cuando solicitan la ayuda y cooperación de los miembros de la comunidad, la obtienen solícitamente de todos los habitantes, o casi su totalidad, sin atender a su credo religioso.

En cuanto a la pasada contienda, la familia, teniendo un amplio sentido de lo que significa la libertad, no fue remisa a contribuir al esfuerzo bélico con un grupo de jóvenes que creyeron, como creíamos todos los hombres del Hemisferio Occidental, que el fin de la lucha de entonces daría al traste con todas las guerras y traería, como consecuencia una paz estable y duradera. Es lástima que hoy veamos de nuevo la sombra trágica de una nueva guerra.

Las hazañas de estos jóvenes, escritas en los campos de batallas de Europa y del Océano Pacifico no pasarán, quizás, a la Historia, pero allí quedan las tumbas de los que no volvieron que simbolizan el esfuerzo de las generaciones nuevas a la sagrada causa de la libertad del hombre. Este pueblo pequeño y tal vez sin importancia para muchos, los llora y los recuerda y ha dejado ejemplo fehaciente de lo que sacrifica el hombre por lo que él considera dignidad humana.

Y así, dando demostraciones de vida ciudadana verdaderamente entendida, sin estridencias ni alardes innecesarios, los miembros de esta población, hombro con hombro, mano sobre mano, siguen su obra ingente de hacer de la misma modelo en su clase, ayudándose, protegiéndose y haciéndose mejor cada día.

Y para concluir, sin que nuestro pronunciamiento lleve en sí el tinte de orgullo regionalista, volvemos a decir que esta comunidad, en mucho, serviría de ejemplo a muchas otras, aunque diste mucho de ser perfecta.

Capítulo VII – Problema Educacional

Como la enseñanza secundaria “no es una cosa aparte de la enseñanza primaria, sino continuación de ésta”, cuando la juventud, por haber cursado la primera enseñanza, y por haber llegado también a tener una idea de los valores educativos, aspira lógicamente a la integración de esos valores y es natural que la busque en centros de enseñanza adecuados. Al faltar estos centros de enseñanza secundaria, o especial, donde los jóvenes con aspiraciones de continuar estudiando o con vocaciones específicas pueden realizar sus ideales, surge un problema educacional.

Este es el problema educacional que se presenta en nuestra comunidad por cuanto no existen dicho centros y sí un gran número de adolescentes con un marcado interés por su progreso cultural, por una preparación adecuada que les asegure un mejor desenvolvimiento en la vida y un mejor ajuste social de acuerdo con las exigencias del medio.

El Dr. Diego González, en su “Filosofía de la Educación”, nos dice: “hay que cuidar y educar el cuerpo y el espíritu. Hay que enseñar y practicar hechos, crear hábitos y elaborar conceptos. Hay que cuidar de la salud y nutrir el espíritu, educándolo por medio de los valores: prácticos, económicos, utilitarios, ideales, éticos, estéticos. Porque de pan vive este ser biológico que es el hombre; pero no sólo de pan. Cuidemos de los valores formativos, intelectuales, morales y estéticos, que la vida los comprende a todos. Solamente por una cultura equilibrada, por una sensibilización para los valores, es que el hombre podrá llegar a esa armonía y equilibrio que la vida humana necesita”.

Y es el deseo de adquisición de estos importantísimos valores lo que ha determinado la existencia del problema educativo en la comunidad. Por una parte la influencia del mundo exterior y por la otra, la más importante de ambas dentro del marco local, el conocimiento absoluto que posee la juventud local de que su vida está estrechamente relacionada con las épocas de prosperidad por las que atraviese el Central, que a su vez están determinadas por la mayor o menor demanda que nuestro producto tenga en el mercado mundial.

Esta estrecha relación que tiene la vida económica de la industria local con la vida individual de la juventud, ha hecho que ésta, habiéndose percatado del riesgo que corre si no se prepara debidamente, haga cada día redoblados esfuerzos tendientes a su mejoramiento cultural, a su preparación para la vida.

De aquí, que se puedan distinguir tres tendencias claramente definidas en este campo: aquellos que interesados en carreras universitarias desean cursar la enseñanza superior; otros que desean y sienten vocación por cursar estudios secretariales, de contabilidad, etc., en Escuelas de Comercio y, finalmente, el grupo que se interesa en conocer un oficio a conciencia y desearía estudiar en centros de Artes y Oficios.

Todos estos grupos, de una manera u otra, realizan esfuerzos tendientes a satisfacer sus aspiraciones; esfuerzos que, estando limitados por la ciencia absoluta de facilidades en la consecución de sus ideales, se ven generalmente malogrados.

Así, nos encontramos que el joven que estudia Bachillerato sin más ayuda que la de su esfuerzo personal y, quizás, con la asistencia de algunos profesores de la localidad, que tampoco cuentan con establecimientos docentes adecuados a tales fines, se ve precisado a veces a dejar sus estudios inconclusos ya que la realidad de los factores adversos le impiden continuar cuando llega a los años finales de Bachillerato.

En idénticas condiciones – quizás peores – se encuentran aquellos cuya vocación los lleva al estudio de Cursos Comerciales o relacionados con Artes y Oficios, por la inexistencia absoluta de facilidades materiales.

Recientemente se ha inaugurado la Escuela Agrícola e Industrial de Playa Manteca, situada a unos diez kilómetros de la localidad, plantel que aspira a preparar técnicamente a sus educandos en Agricultura, Industrias, Economía Doméstica, Zootecnia, etc.

Image14

Como privación final las aspiraciones de la juventud estudiosa en las tres tendencias indicadas, nos encontramos que además de no contar con medios apropiados en la localidad, tampoco disponen de ellos en la cabecera del Término, pues Mayarí en cuanto a Segunda Enseñanza se refiere, no dispone de facilidad alguna, y en el mismo sentido se encuentra en cuanto a Artes y Oficios y Comercio.

De esta manera se ha ido acentuando cada vez más el problema educacional en la comunidad, ya que la mayor parte de la población no dispone de medios económicos para satisfacer sus aspiraciones en planteles fuera de la localidad.

El Instituto de Segunda Enseñanza que más cerca nos queda es el de Holguín, a donde acuden el limitado grupo de estudiantes que pueden hacerlo; en cuanto a Escuelas de Artes y Oficios sólo contamos con la de Santiago de Cuba. Es innegable que tales centros docentes no pueden servir a los deseos de superación de nuestra juventud, pues como es fácil comprender el traslado permanente a tales ciudades con el fin de cursar estudios en sus establecimientos, implica un fuerte desembolso mensual por parte de los padres de los estudiantes.

Por supuesto que existen ciertas familias cuyos medios económicos les permiten enviar sus hijos a planteles adecuados fuera de la comunidad, pero por ser éstos los menos no constituyen en modo alguno una solución, ni con mucho, al problema existente.

El censo de población escolar actualmente es de mil estudiantes aproximadamente, que comprende los grados Primero al Sexto inclusive, lo que nos dará una buena idea de la intensificación del problema objeto de nuestro estudio, pues si bien una parte de tales estudiantes se dedicará a conseguir un empleo cualquiera en la empresa, una gran parte apremiados por la necesidad de prepararse mejor para ganarse la vida en forma más adecuada, intentará cursar estudios especializados y se encontrará con las mismas dificultades existentes hoy y ya explicadas en este capítulo.

Para dar una idea más exacta del número de individuos de edad escolar, nos permitimos ofrecer en la hoja siguiente el censo General del batey del Central “Preston”, tomado por la empresa en el mes de abril de 1946.

Censo general del Batey de Preston

Abril de 1946

Varones Hembras Total
De 1 a 7 años 520 488 1,008
De 8 a 14 años 380 385 765
De 15 a 20 años 311 329 640
21 años o más 1,404 1,155 2,559
Población total 2,615 2,357 4,972

Comparación de los Censos de 1921, 1927, 1932, 1939 y 1946

1921 – 3,919
1927 – 3,174
1932 – 2,862
1946 – 4,972
Aumento en 25 años – 1,053
Por ciento de aumento – 26,9

Conclusiones

Preston es un pueblo fundado sobre una región malsana y pestilente, donde toda ave de mal agüero tenía su nido y todo animal enemigo del hombre su guarida.

Los primeros moradores sufrieron allí enfermedades sin cuento, y todas las incomodidades imaginables.

Los norteamericanos sanearon el lugar, le dieron ocupación permanente y lucrativa a los habitantes y convirtieron el sitio en un pueblo que nos recuerda las aldeas limpias e higiénicas de los Estados Unidos.

Actualmente el pueblo de Preston cuenta con hospitales, escuelas, sociedades de recreo y cultura semejantes a los que existen en grandes ciudades.

En este aspecto, esta comunidad no tiene nada que envidiar a muchas otras regiones de la República, como señalamos en el estudio detenido que hemos hecho de sus instituciones en general.

Un pueblo de cierta importancia como éste resulta difícil concebirlo sin instituciones permanentes que orienten su pensamiento en materia de educación y religión. Siendo el hombre progresista, si no por naturaleza por lo menos por necesidad, nos encontramos que quiere proveerse de cierto grado de cultura y hacia ello encamina sus esfuerzos. Llegado a este punto, bien sabemos que lo poco más de bueno que conozcamos nos conduce necesariamente a Dios. De aquí que esta comunidad también se haya provisto de instituciones religiosas que le sirvan en tal sentido.

En general, las instituciones culturales, benéficas y recreativas han progresado notablemente en este pueblo y con la asistencia económica y cooperación que reciben de todos los miembros de la comunidad, nos permitimos asegurar que en este aspecto la población se haya bastante bien atendida.

Un hombre, en su aspecto material, refleja su condición económica del momento. Y si en el hombre, individualmente considerado, se realiza esta condición, este conglomerado social ascendente a cinco mil habitantes más o menos que constituye este pueblo, también se ve reflejada en él la misma relación apuntada.

En este aspecto, el pueblo está verdaderamente floreciente, pues aunque los tiempos muertos imponen cierto desequilibrio económico en los centrales azucareros, aquí esta cuestión se atenúa por las razones ya expuestas en el capítulo V de este trabajo.

En cuanto al estado social de la familia a la conclusión que podemos llegar, después de dejar expuestos en el capítulo VI su estado actual, es que se nos ofrece prometedor. Aquí existe verdadera preocupación por el progreso no solo material sino espiritual y moral de la familia, a más de la loable compenetración existente ya en la misma.

A medida que el pueblo evolucionaba progresivamente, a igual paso le siguen las instituciones educacionales las cuales, de simples casitas de madera, mal amuebladas, sin materiales adecuados y con maestros deficientes, se ha transformado en verdaderos centros escolares con todos los preparativos que las nuevas corrientes pedagógicas exigen, contando con edificios modernos y apropiados así como maestros competentes y amantes de su profesión, como son: Sras. Mercedes Pérez Rigal, Aida Varona, Rosa Boada, Isabel Moya, Domitila Figueras, Julia Záldivar, Elvira Granados, María Dolores Oti, Ciraz Gómez, Esther Folch y María Hernández; las Srtas. Elba Santana, Estela Lee, Elena Joseph, el Sr. Mario Vidal y otros muchos de los cuales han dedicado gran parte de su vida al progreso de esta comunidad.

En este aspecto, el asunto desatendido y que esperamos no lo esté por mucho tiempo es la Segunda Enseñanza. La población, que ya hemos dicho es de unos cinco mil habitantes, demanda atención al respecto y la merece. Un Instituto de Segunda Enseñanza en este pueblo, o por lo menos en Mayarí, que es la cabecera del Término, atraería la juventud estudiosa de todos los pueblos de la comarca.

Bibliografía

Actas y Archivos: Junta de Educación de Mayarí, United Fruit Sugar Company, Club Preston, Sociedad de Socorros Mutuos “La Igualdad”, Cooperativa de Empleados del Central Preston, Club Pan-Americano y Club de Natación de Nipe.

Agramonte, Dr. Roberto: Introducción a la Sociología (Obra destinada a la Enseñanza Preuniversitaria. Habana, Cultural 1944.

Directorio Azucarero: Edición de 1944.

Fuentes Verbales: Personas de reconocida veracidad y conocedores de esta comunidad.

González, Dr. Diego: Filosofía de la educación (Segunda Parte), habana 1947.

Maza, Dra. Piedad: Didáctica de las Escuelas Secundarias, Tomo I, Coop. Impresora “J. M. Fadraga”, Habana, 1947.

Rodríguez Vivanco, Dr. Martín: Introducción a la Sociología Pedagógica, habana, Cultural, 1940.

United Fruit Sugar Company: Some facts Regarding the Development and Operation of the U.F.Co. Sugar Properties in the Republic of Cuba, Habana, Cultural, 1944.


En internet encontré artículos recientes de Juan Pablo Carreras Vidal, destacado fotorreportero de prensa. Sugiero los siguientes enlaces para que disfruten de fotos excelentes:

Postales de Guatemala

El hotel embrujado del antiguo central Preston

Del Canal de Panamá al Batey de Guatemala

Advertisements